Frisbee

Sale el sol en Berlín y Andreas dice que tenemos que ir corriendo a tumbarnos al Gorlitzer Park, justo al lado de casa. Mete en una mochila un pareo muy feo, nos compramos un par de cervezas de medio litro y nos sentamos en lo que él llama el cráter, dentro del parque.

Zapatillas y calcetines fuera y nos dedicamos a observar alrededor y a repetir, “Berlín, qué ciudad“. Y entonces dice Andreas: “mira, aquel tipo de allí, el de los pelos largos, es el campeón mundial de Frisbee“. Y yo le pregunto, “¿se puede ser el campeón mundial de lanzar un plato de plástico?“. “Pues claro“, responde, “si buscas Fisbree en el google imágenes aparece la foto de ese tipo“.

Así que vamos a investigarlo en la Biblia (http://es.wikipedia.org/wiki/Frisbee):

Frisbee, marca registrada de la compañía de juguetes Wham-O, es el término utilizado de forma genérica para referirse a los discos voladores que se lanzan con la mano, ya sea recreativa como deportivamente. Son generalmente plásticos, ásperos, de 20 a 25 centímetros de diámetro y tienen el borde redondeado. Se diseñan aerodinámicamente para que vuelen con un movimiento circular y puedan ser fácilmente recogidos a mano.

Cuando se descubrió que los perros gozaban con el seguimiento y recuperación de discos voladores de movimiento lento, se diseñaron modelos especiales con un material más flexible para evitar dañar la boca de los perros y resistir mejor sus mordeduras. Ahora, incluso se celebran competiciones al respecto, en donde se juzgan las habilidades del animal para seguir y atrapar el disco.

Los frisbees modernos se desarrollaron a partir del original Platillo Volador Pipco, inventado por Walter Frederick Morrison y co-desarrollado y financiado por Warren Franscioni en 1948. Sin embargo, ese disco inicial no tuvo mucho éxito. Un modelo mejorado fue hecho por Morrison en 1955 y vendidos sus derechos como el Disco de Plutón (Pluto Platter) a la compañía Wham-O el 13 de enero de 1957. El año siguiente, dicha empresa renombró el juguete como Frisbee, modificando deliberadamente la ortografía de la Frisbie Pie Company de Bridgeport (Connecticut), cuyos platos de hojalata para tarta habían sido usados por los estudiantes de muchas universidades de Nueva Inglaterra para arrojarlos al aire como diversión. Su nombre viene de el chef Frisbee porque sus ayudantes empezaban a jugar con los platos.

En 1967 en la Hihg School de Maplewood, New Jersey se inventa el Ultimate Frisbee como un deporte y se crea la Asociación Internacional de Frisbee y con ello el primer reglamento oficial.

En 1974 se celebra el primer campeonato del mundo de Frisbee, el Rose Bowl en Pasadena (California).

Ultimate (también llamado Ultimate Frisbee en referencia a la marca comercial) es un deporte competitivo sin contacto en equipos jugado con un disco de 175 gramos. El Objetivo de este juego es anotar puntos haciendo pases con el disco entre los jugadores hasta llegar a la zona de anotación del otro equipo, similar a como lo hacen en la zona de anotación en Fútbol Americano o en el Rugby. Los jugadores no pueden correr mientras tengan el disco en las manos. El Ultimate es distinguido por su principio del “Espíritu de Juego” o Principio del juego justo, su alto rendimiento, y la alegría del juego.

Tras leer lo anterior y buscar en Google Imágenes podemos concluir que:
a) sí se puede ser campeón de lanzar un plato de plástico,
b) el tipo de los pelos largos no está en el google y lo que hace es el idiota, no deporte,
c) el pareo de Andreas es muy feo,
y d) Berlín, qué ciudad.

1 Comentario

·

Deja un mensaje

Deja un comentario