N y S

¿Cómo iba a funcionar si tú cambiabas de acera buscando el sol, y yo sólo quería andar bajo las sombras de los edificios?

¿Cómo iba a funcionar si eras del norte y buscabas mar, y yo, aún siendo del sur, me mareaba con el oleaje?

Dejar de buscarnos no fue tan difícil. En las montañas que soñaste no crecían rascacielos de hormigón, y en las aceras de mi ciudad solo crecían flores salvajes entre las vías.

¿Cómo iba a funcionar si desde que empezamos sólo buscamos terminar?

Deja un mensaje

Deja un comentario