Al llegar a la estación de Blanes tengo que tomar un bus hacia la Plaza Catalunya. Nunca antes he estado en Blanes. Dejo a un lado unas fábricas, cruzo una avenida con rotondas y paso una zona de supermercados. Luego el bus desciende unas calles estrechas y, por fin después de 15 minutos de trayecto, llego a mi parada. Lucas está esperándome.

Desperté de una siesta en el sofá después de casi una hora durmiendo. Los almohadones ya tenían la forma de mi cuerpo y, aunque el espacio me quedaba corto, había encontrado la manera de encajar las piernas entre las maderas del reposabrazos. Era lunes 25 de junio del 2018 y llevaba una semana viviendo con Lucas Masciano en su apartamento de Blanes.

Ayer, lunes 4 de marzo, murió Luke Perry, el Dylan McKey de “Sensación de Vivir”. Murió sedado en un hospital después de un derrame cerebral. Tenía 52 años, 28 años más de los que tenía James Dean cuando, conduciendo por la costa californiana su Porsche Spyder 550, "Little Bastard", se empotró con un Ford en el cruce 41-46 de localidad de Cholame.

¿Por dónde andarán los chicos? ¿Aún siguen las chicas derritiendo con la sonrisa? Fuimos realidad por un breve espacio de tiempo, apenas una vida entera. ¿Dónde se esconderán los chicos? ¿Las chicas siguen siendo tan hermosas?